Aflora la competencia desleal (en Colombia)

Dinero.com
2 de octubre de 2007.

Colombia.

La encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) que realiza la Andi, revela que el 43,7% de los empresarios considera que el impacto de la competencia desleal es muy fuerte sobre la actividad productiva. Los sectores más afectados son hilatura, cuero, calzado, edición, derivados del petróleo, caucho y aparatos de uso doméstico.

La competencia desleal sobre las empresas puede resumirse en dos grandes categorías: aquella que constituye directamente una infracción de la ley y otra relacionada con distorsiones en el mercado.


Según la Asociación Nacional de Industriales, Andi, en su más reciente encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), los propios empresarios encuestados señalan como competencia deseal el contrabando abierto, seguido de las prácticas desleales de comercio, falsificación y piratería, evasión de todo tipo de impuestos y parafiscales, la presencia de productores informales y el contrabando técnico.

Respecto a las prácticas relacionadas con distorsiones en el mercado, éstas se manifiestan en problemas de rentabilidad, menores ventas, importaciones a bajos precios y productos de mala calidad, entre otros.

La encuesta señala que “dado que para el sector productivo colombiano la formalidad empresarial es importante para el buen funcionamiento de la economía y el mercado, consideramos conveniente indagar entre los encuestados sobre las medidas efectivas que vienen asumiendo para desalentar la informalidad”.

Más del 74% de los empresarios afirma tener mecanismos para controlar este fenómeno entre sus clientes y proveedores. Según la Andi, dentro de éstos se destacan la exigencia de todos los documentos legales (RUT, registro de cámara de comercio, revisión de lista Clinton, entre otros), una rigurosa selección y auditoría de los proveedores legalmente constituidos, certificados de calidad y gestión, y la exigencia de facturación.

Sobre los mecanismos que podrían emplearse para incentivar la formalidad, los encuestados consideran que deben emplearse masivamente mecanismos de estímulo y de coerción. Entre los primeros se destacan la creación de un marco tributario que facilite el ingreso a la actividad formal y la generación de empleo en empresas formales. Respecto a los factores de control, el principal se refiere al contrabando y al dumping y, en general, a una mayor vigilancia sobre el cumplimiento de las leyes colombianas.

Actividad industrial sigue bien
Por otra parte, al empezar el segundo semestre del 2007, los indicadores de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC) muestran que la industria mantendrá un buen desempeño en lo que resta del año. Es así como los diferentes indicadores de la encuesta siguen mostrando unos buenos niveles. Es el caso del mismo crecimiento, la utilización de la capacidad instalada, los bajos inventarios, el excelente nivel de los pedidos y, en general, del clima para los negocios.

En esta misma dirección, las expectativas sobre el inmediato futuro reflejan un panorama de optimismo empresarial. Según la entidad gremial, el buen desempeño industrial se presenta en el contexto de una expansión económica, generalizada a todos los sectores de la economía.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (EOIC), que la Andi realiza con Acicam, Acoplásticos, Andigraf, Anfalit, Camacol, Icpc y la Cámara Colombiana del Libro en el período enero-julio del 2007, comparado con el mismo período del 2006, la producción aumentó 5,4%; las ventas totales, 5,5% y, dentro de éstas, las ventas hacia el mercado interno aumentaron 5,4%.

Al analizar el comportamiento industrial se encontró que la situación favorable se generaliza a la gran mayoría de sectores industriales, los cuales muestran tasas positivas en producción y ventas.

En concordancia con los altos crecimientos en producción, la utilización de la capacidad instalada, en julio del 2007, se situó en 82,2%, registrando niveles similares a los observados en los meses anteriores. No obstante, el sector productivo mantiene un margen de capacidad disponible para atender la demanda, si se tiene en cuenta que el óptimo nivel de utilización de la capacidad instalada reportado por los empresarios es de 88,7% y el sector productivo ha mantenido altos ritmos de inversión en los últimos años.

El panorama industrial favorable también se manifiesta en los pedidos, que son calificados como altos o normales por el 90,7% de la producción industrial. Igualmente los inventarios reflejan el buen comportamiento industrial ya que éstos son considerados normales o bajos por el 82% de la producción industrial.

Todo lo anterior se refleja en la confianza que los empresarios tienen en el futuro del país, como lo muestran los indicadores de clima de los negocios de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta, los cuales se mantienen en un nivel alto. En efecto, el 72,5% de los encuestados califica la situación actual de la empresa como buena. Pero no es sólo la valoración favorable de la situación de las empresas, sino que el 45,7% de los encuestados ve con mayor optimismo el inmediato futuro.

En cuanto a los obstáculos que perciben los empresarios en el desarrollo normal de su actividad, se desatacan el tipo de cambio, costo y suministro de materias primas, baja demanda, competencia en el mercado, bajos márgenes de rentabilidad, contrabando y competencia desleal, falta de capital de trabajo, cartera y problemas de orden público.

Incurre China en trampas (dumping)

Am.com.mx
28 de septiembre de 2007,
Redacción / Edmundo Meza.

México.

El 51% de las exportaciones de calzado chino a México incurren en “dumping”, prácticas desleales de comercio.

“China es el primer exportador de calzado en el mundo a precios significativamente inferiores a los de cualquier otro competidor”, revela el informe “Caso Cuotas Compensatorias”, con el que pelean los zapateros para mantener el blindaje de la industria.


Ayer, el presidente de la CICEG, José Abugaber Andonie, y el despacho consultor SAI, presentaron al secretario de Economía, Eduardo Sojo Garza Aldape, el estudio y las pruebas de los daños del país asiático, que entregarán a la OMC.

El dumping es la venta de calzado en otros países, a precio más bajo de como se comercializaría en su lugar de origen.

El análisis del caso, advierte que la eliminación de las cuotas compensatorias contra el zapato chino, provocaría un golpe sin revés a la industria.

“En el examen se presentaron pruebas contundentes de que la eliminación de las cuotas, causaría un daño grave a la producción nacional, en 11 tipos de calzado y ramas de manufactura.

“La eliminación de las cuotas compensatorias, causaría un incremento en las importaciones de calzado de origen chino y una reducción de los precios de calzado importado”, alerta el documento confidencial al que a.m. tuvo acceso.

Para integrar el expediente, comparecieron 420 empresas que representan más del 50% en la industria del País, y documentaron 73 pruebas del dumping.

La Cámara de la Industria del Calzado de Jalisco (CICEJ) y la Cámara Nacional de Calzado (Canaical), están aliadas con la CICEG para pelear la defensa contra China y los importadores.

El problema del dumping oriental afecta también a Estados Unidos.

Según cifras del Departamento de Comercio, el 46 de las importaciones de zapato con esos países, incurren en este tipo de prácticas.

“Las importaciones no acreditan el interés jurídico, es decir ninguna de las empresas comparecientes, acreditó tener carácter de ser importadores.

“También se documentó que presuntos importadores no exhiben su registro en el padrón, y además no prueban que introducen la mercancía”, dice el informe del caso.

De acuerdo con el documento, China continúa en dumping.

“Los importadores no presentan información como lo demanda el formulario oficial de la Secretaría de Economía y la legislación aplicable”, menciona.

“En la Organización Mundial del Comercio (OMC), existen pruebas contundentes de que China incurre en las prácticas desleales en otros países. Las exportaciones de calzado de China a México y a Estados Unidos, continúa a precios dumping”, agrega el expediente.

En el estudio se determinó una serie de subsidios prohibidos que empujan a una venta de productos a precios distorsionados desde su origen.

Entre los principales problemas del dumping chino está el incumplimiento en los tratados de la OMC.

Las prácticas de dumping han sido detectadas y denunciadas ante la OMC por el Departamento de Comercio de Estados Unidos y por el consejo de la Unión Europea.

En el caso de no ampliarse las cuotas compensatorias, el daño sería irreversible.

“La eliminación de las cuotas compensatorias, causaría un incremento en las importaciones de calzado de origen chino y una reducción de los precios de calzado importado”, advirtió.

Advierte IP peligro sin compensatorias

Empresarios zapateros advierten la amenaza en la industria, en caso de no concretarse por cinco años más la ampliación de cuotas compensatorias contra el calzado chino.

Las pérdidas, las estiman en 45 mil empleos en un año, de no contar con un blindaje arancelario.

Los industriales zapateros esperan que se concrete la protección, que es de un impuesto a la importación de calzado chino, de poco más del mil por ciento.

El presidente de la Cámara de la Industria de la Curtiduría (Cicur), José María Padilla, dijo que lo que se busca es cerrar filas para lograr las cuotas, y por supuesto, que ellos (los chinos) también se alineen. Lo que pedimos es que continúe esa protección, creemos que vamos a poder tener buenos resultados.

El empresario, ex alcalde y actual presidente del Patronato de la Feria León, Luis Ernesto Ayala, reconoció que el escenario sería obscuro, si se eliminan las cuotas.

Por su parte, el presidente de Flexi, Roberto Plascencia Saldaña, confió en mantener el impuesto al calzado de origen chino.

“La CICEG ha cumplido con todo lo que se le ha pedido, ha sido un arduo trabajo con la Secretaría de Economía, y vemos con buenos ojos de que esto se va a dar para la defensa del sector, entendemos muy bien la responsabilidad que han tomado nuestras autoridades para sacar esto adelante”, expresó.

Urge decomisos de Anexo 8

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de León (CCEL), Óscar Garza Romo, urgió acelerar la entrada de los agentes de la unidad contra el contrabando, producto de la firma del Anexo 8, en el cual la Federación le transfirió facultades al Estado, para decomisar.

Para el empresario zapatero, Javier Plascencia, los operativos contra el contrabando del Gobierno del Estado, deben de entrar a la brevedad.

“Lo antes posible, es un asunto que urge, que no es fácil, pero el problema es grave, y aún no se ha podido solucionar, se sigue la venta de calzado chino, de contrabando”, denunció.

El líder de los curtidores, demandó la intervención del Estado.

“Tenemos que meterle el acelerador en ese aspecto, no podemos descuidarnos, una cosa son las cuotas y otra es los operativos contra el contrabando”, dijo.

Industriales esperan que con los operativos del Anexo 8 se alivie la proliferación de calzado asiático, internado bajo la ilegalidad.

(Gobernador) Presume unidad ‘fantasma’

Am.com.mx
28 de septiembre de 2007,
Sofía Negrete.

México.

En la inauguración de Sapica, el gobernador Juan Manuel Oliva presumió el Anexo 08, a pesar de que este mecanismo de combate al contrabando de mercancías aún no opera en Guanajuato.

Hace cinco meses, en la inauguración de la edición Otoño-Invierno de Sapica, el presidente Felipe Calderón atestiguó la firma del Anexo 08, mediante el cual se transfieren al estado facultades para combatir el contrabando.


En aquella ocasión, el Gobernador prometió que en breve se pondría en marcha la Unidad Especializada contra el Contrabando.

Sin embargo, dicha unidad sigue sin operar en el estado, porque aún falta un permiso de la Secretaría de Hacienda.

Hace dos semanas, el secretario de Finanzas, Gustavo Adolfo González, prometió que la unidad contra el contrabando se pondría en marcha a la par de la feria de Sapica.

Pero ayer el mismo funcionario dijo que esto no será posible porque la Dirección de Aduanas no ha liberado el permiso para el recinto fiscal en el que se depositará la mercancía incautada en los operativos.

“Estamos trabajando técnicamente en la última etapa, que es que la Secretaría de Hacienda nos autorice el recinto fiscal, nada más, estuvimos ayer en Hacienda y quedamos que en los últimos 15 días estará autorizado (el recinto fiscal) para poder realizar los operativos”, dijo el Secretario de Finanzas.

A pesar de ello, el Gobernador presumió ayer que el Anexo 08 ya se aplica en el estado.

“Estamos haciendo todo lo necesario para defender la industria de la competencia desleal y contrabando, con lo cual se protege la planta productiva de más de 2 mil 400 empresas, ejemplo son la firma el Anexo 08”, dijo en la apertura de Sapica, ante empresarios y el secretario de Economía, Eduardo Sojo.

Urge IP a atacar fayuca

El presidente del Centro Patronal de León, Aurelio Martínez, urgió a las autoridades a poner en marcha la unidad contra el contrabando.

“Creo que se debe de trabajar más rápido para atacar el contrabando, tristemente se anunció en la última edición de Sapica y hasta hoy no hay ningún resultado”.

Óscar Garza Romo, del Consejo Coordinador Empresarial, coincidió en la necesidad de acelerar la aplicación del Anexo 08.

“Nosotros hemos venido apurando a la Secretaría de Finanzas y Gobierno del Estado, la firma se hizo hace seis meses y es muy importante que ya se inicie a trabajar porque es un reclamo que hemos venido diciendo (…) si no se empieza a atacar la informalidad, la piratería, pues estamos dando doble discurso”.

Dijo que no puede aplazarse más esta acción. “No se puede estar esperando a la burocracia para que se pongan de acuerdo”.

Los representantes empresariales coincidieron en que urge proteger a la industria zapatera de la competencia desleal.

Pide CICEG más apoyos

Am.com.mx
28 de septiembre de 2007,
Redacción / Sofía Negrete.

México.

El presidente de la Cámara de la Industria de Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG), José Abugaber Andonie, urgió a las autoridades a realizar en los próximos tres meses un operativo grande para detectar y decomisar calzado chino.

“Sí queremos que no pase de éste, el arranque de operativos, eso está claro (…) Nosotros simplemente exigimos que se hagan acciones en bien de un sector que le está dando (al Gobierno).


“No es posible que vengan a comprar zapatos mexicanos a León por su tradición y se lleven chinos, esta ciudad o estado debe de estar limpio de este tipo de cosas”, recalcó Abugaber Andonie en entrevista en su estancia en Sapica.

El empresario comentó que mensualmente han tenido reuniones con el titular de la Secretaría de Finanzas en el Estado, Gustavo Adolfo González Estrada.

“Sabemos que aduanas ha retrasado mucho las cosas, yo estoy en contacto directo con el Secretario de Finanzas constantemente y el director que ya pusieron para ya hacer acciones, y ello nos habla que ya debe de haber acciones”, enfatizó.

Con los operativos que se realizarían en diferentes partes del estado, según José Abugaber, no se busca afectar directamente al vendedor final, o al del ‘changarro’, sino a los distribuidores fuertes que son lo que están suministrando los productos.

“Yo siento que es el arranque, no es firmar sólo y mañana vamos y quitamos los zapatos (…)”, finalizó Abugaber.

Abundan bolsas ‘clonadas’

Am.com.mx
28 de septiembre de 2007,
Redacción / Alejandra Sánchez.

México.

En el marco de la edición Primavera-Verano 2008 de Sapica, algunos locatarios de Plaza Piel guardaron bolsas “clonadas”, pero la mayoría continúan exponiéndolas. Imitaciones de bolsas de marcas reconocidas como Tous, Channel y Louis Vuitton, abundan por millares en los aparadores.


Según Luis Manuel Sánchez Quiroz, especialista en propiedad industrial e intelectual, algunas bolsas ilegales son producidas en León, aunque la mayoría, de importación, provienen de China.

Cómo impacta el avance del gigante asiático entre las Pyme argentinas (y mexicanas)

Infobaepreofesional.com
27 de septiembre de 2007,
Juan Diego Wasilevsky.

Argentina.

En un contexto de fuertes controles a las importaciones, un relevamiento de UPS mostró que el 33% de las Pyme locales ve en China a un competidor desleal. Sin embargo, en México este temor se duplica. Y al evaluar la pérdida de oportunidades por el “factor China” la diferencia es de casi el triple

En un contexto donde el Gobierno se hizo eco de los reclamos de los industriales argentinos, quienes sobre todo de los sectores más sensibles del sistema productivo venían bregando por una mayor protección ante el aumento de los flujos de productos importados procedentes de Asia, un relevamiento privado muestra que los temores de las pequeñas y medianas empresas hacia el gigante asiático en particular está entre los más bajos de la región.


Esta es una de las conclusiones a las que llega el Latin America Business Monitor (LABM), el estudio de UPS que, desde el año pasado, plasma los pronósticos que los altos ejecutivos de las pequeñas y medianas empresas de la región hacen para sus propias firmas y para la economía en general.

La encuesta, realizada por TNS Gallup, recopiló las opiniones de 580 líderes empresariales de Pyme reconocidas de América Latina entre junio y julio de 2007. De ese universo, Argentina, Costa Rica y República Dominicana participaron con 100 empresas cada uno; en tanto que Brasil y México aportaron 140 firmas respectivamente. El 60% de las empresas encuestadas son exportadoras.

En el capítulo “Comercio global e influencia extranjera en la región”, uno de los principales tópicos correspondió al papel de China. Consultados sobre el impacto de este país en los negocios latinoamericanos, con opción a respuestas múltiples, los tres posibles efectos negativos concentraron la mayoría de las respuestas.

Al analizar los resultados de manera desagregada se observa que la opción que más respuestas concentró fue la que señala a China como un competidor desleal, con el 53%. Le siguió la que se refiere al gigante asiático como un competidor que deja menos oportunidades para las Pyme locales, con un 6% y, por último, la que señala a este país como responsable del aumento del precio de las materias primas (5%).

Sin embargo, es de destacar que, en el caso de la muestra realizada en la Argentina, esta proporción que ve efectos negativos en China cae muy por debajo de México y de Brasil:

* En el punto que se refiere a la “competencia desleal”, el 33% de las Pyme argentinas que se sienten amenazadas contrasta con el 45% de las brasileñas y el 67% de las mexicanas.

* China como sinónimo de “menos oportunidades” acapara a un 6% de empresas argentinas. Este número crece al 14% en el caso de Brasil y al 17% en el de México. Costa Rica y República Dominicana aquí también marcan diferencias, con el 9% y 14%, respectivamente.

* Por último, en lo que respecta a la influencia del gigante asiático en el aumento de precios de materias primas, la percepción de amenaza en la región, salvo en el caso de Brasil, supera ampliamente a la que se tiene desde la Argentina.

Pyme reticentes a la estrategia

Desde Venezuela, el economista Julián Suárez Migliozzi, especialista en Pyme latinoamericanas, explicó a infobaeprofesional.com que el dato no es sorpresivo “pues gran parte de las exportaciones Argentinas, particularmente de las Pyme, se concentra en el Mercosur ampliado, o bien son de origen primario, sin tanto valor agregado; más allá de que es justamente el sector Pyme el que mayor valor agregado incorpora a sus productos”.

“De todas maneras, en el largo plazo y de consolidarse un modelo de crecimiento exportador, claramente habrá que sincerarse y evaluar en qué tipo de productos Argentina cuenta con ventajas comparativas y especializarnos en explotar las mismas”, agregó Suárez Migliozzi.

Para Suárez Migliozzi, “las Pyme latinoamericanas enfrentan barreras que son comunes a las de gran parte de los países del mundo, financiamiento, información asimétrica, carga tributaria o recursos humanos capacitados, pero se agrega el hecho de que, en muchos casos por la experiencia reciente de muchas de nuestras economías, aún son reticentes a pensar estratégicamente, con un horizonte de algunos años por delante, esto es, a dar el salto en calidad y volumen que implica internacionalizarse”.

“Es más bien una cuestión cultural, de empresa familiar que a duras penas ha sobrevivido las numerosas crisis de nuestros países, que impone un freno natural a animarse a explorar si quiera la posibilidad de acoplarse a una cadena de valor global y así exportar al menos en forma indirecta”, según el especialista.

La situación en la Argentina
Los sectores clave que lograron obtener protección al gobierno frente al avance chino en particular y asiático en general fueron los fabricantes de juguetes, calzado, papel, bicicletas, artículos para el hogar, neumáticos, motos, pulóveres y marroquinería de plástico y textil, mediante la aplicación de licencias no automáticas.

Luego del 17 de agosto, el sector público apoyó al sector privado en diversos congresos y seminarios que se dieron a conocer genéricamente como “foros anti china”.

El ministro de Economía, Miguel Peirano, asistió a un congreso que reunió, a fines de agosto, a todas las cámaras empresarias de la región. El objetivo fue denunciar que los bajos costos chinos son sinónimo de explotación laboral.

Por su parte, el titular de la Dirección General de Aduanas, Ricardo Echegaray, participó de la Tercera Convención de la Agro Industria Textil, de Indumentaria y Diseño Argentino, organizada por la Fundación Pro Tejer en el centro de convenciones de La Rural.

Allí, el titular de Aduanas, defendió el rol de la Aduana como “aliada” de la industria.

A la hora de analizar los números, las importaciones de origen chino acumulan, hasta agosto de este año, u$s3.012 M, lo que implicó un crecimiento del 62% respecto del mismo período de 2006. Se trata de la máxima variación entre las principales zonas económicas y países proveedores de la Argentina.

En este contexto, según proyecciones de la consultora Abeceb antes de las restricciones, el rojo esperado sería de u$s847 millones, el mayor valor histórico en contra de la Argentina. En este sentido, habrá que evaluar aún cómo impactarán las medidas del Gobierno, efecto que se podrá ver en toda su magnitud recién a fines de octubre, cuando el INDEC de a conocer los datos de septiembre.

La situación en México

Ahora, ¿por qué pega de manera mucho más marcada la presencia de China en las Pyme del resto de la región?

Para el caso de México, por ejemplo, es una economía altamente dependiente del NAFTA, especialmente de Estados Unidos. Hasta el año 2000, las exportaciones de China y México hacia Estados Unidos mostraban tasas de crecimiento similares.

Sin embargo, a partir de allí y en un período de dos años, el gigante asiático se convirtió en claro dominante, ya que mientras las exportaciones mexicanas crecían a tasas cada vez menores, las ventas externas chinas se disparaban en sentido diametralmente opuesto.

En este sentido, cinco países asiáticos -con China a la cabeza- doblegaron a la industria textilera de México, desde que Estados Unidos eliminó en el 2005 un sistema que restringía las cantidades de importación de productos de ese sector.

Ubicado en el segundo lugar posición entre los mayores exportadores de indumentaria al mercado de los EEUU, México tuvo una pérdida de participación de 9,1% en el 2004, antes de que entraran en vigor esos cambios, a 6,3% en el periodo de enero a julio del 2007.

En contraste, China incrementó su participación de 20.3 a 32.8%, comparando los mismos periodos.

En el caso de la industria siderúrgica, la industria mexicana cayó del 24,9% al 22,8%. Como contrapartida, China pasó del 5,9% al 9,3%.

La situación en Brasil
En el caso del mercado brasileño, durante los primeros seis meses del año, China desplazó a la Argentina como segundo proveedor. Las importaciones brasileñas provenientes del gigante asiático aumentaron casi un 50% en el primer semestre del año comparadas con el mismo período del año pasado.

Este fenómeno podría repetirse en la Argentina, tal como explicó Rodrigo Tavares Maciel, secretario ejecutivo del Consejo Empresarial Brasil-China, durante el Día de la Exportación, organizado por la Cámara de Exportadores, para quien Brasil podría perder posiciones frente a las compañias chinas a la hora de ingresar a la Argentina.

Sin embargo, esto podría ocurrir, de mantenerse la tendencia, recién en tres años, lo que muestra que el temor entre el empresariado de Brasil está instalado mucho tiempo antes que entre en el argentino, que viene de un reciente “veranito”, producto de la devaluación de 2002 que desplomó las importaciones a niveles ínfimos.

Según un informe presentado este mes por el Observatorio China, del Instituto de Estrategia Internacional (IEI) de la Cámara de Exportadores, “las Pyme brasileñas que compiten con las importaciones chinas recibirán un tratamiento especial por parte del Ministerio de Desarrollo de Brasil, que creó un programa especial para informar a los empresarios sobre cómo solicitar medidas de defensa comercial contra la competencia importada”.

Según el IEI, el ministerio decidió orientar a los empresarios después de constatar que hubo un cambio en el perfil de las empresas que han recurrido al gobierno para pedir medidas contra las importaciones provenientes de China acusadas de dumping.

“Anteriormente, la mayor parte de las acciones anti-dumping contra los chinos partía principalmente de grandes empresas en sectores de materias primas y bienes intermedios. En los últimos tres años, las solicitudes se concentran en bienes de consumo de Pyme”, explica el informe.

De este modo, de las 23 investigaciones en curso en el Departamento de Defensa Comercial, 13 tienen como objetivo productos chinos. El listado se conforma por cepillos, altoparlantes, piezas para bicicletas, anteojos de sol y productos de decoración, entre otros.

Por último, este año el Ministerio ya había acelerado el trámite de los procesos contra los importados acusados de dumping: el mismo debe ser concluido, como máximo, en 120 días, en lugar de un año como antes.

Según Migliozzi, “la realidad de la globalización, más allá de lo superlativo de las economías asiáticas, obliga a debatir y consensuar las políticas de crecimiento exportador, identificando en qué somos mejores comparativamente y abocarnos a explotar estas virtudes”.

“Difícilmente sea sostenible en el largo plazo subsidiar algunos sectores en clara desventaja competitiva, pero sí podría pensarse en una política de reconversión de estos sectores hacia aquellos en que, insisto, somos comparativamente mejores”, sostuvo.

“Es difícil para un empresario Pyme que ha tenido que navegar en numerosas tormentas pensar en alejarse de la costa más allá de lo conocido, pero claramente el mar adentro ofrece innumerables oportunidades de buena pesca”, concluyó.

Comprar falso sale caro

Elpais.com
27 de septiembre de 2007,
Jorge A. Rodríguez.

España.

Las falsificaciones y copias de artículos de piel suman el 6,6% de las incautaciones de la policía. El consumo de lo falso aumenta.

Ese bolso que ha comprado por 20 euros en el mercadillo de su barrio sin duda da el pego. Pero por muy bien que luzca colgado de su hombro nunca será un Louis Vuitton o un Carolina Herrera de esos que, cuando son auténticos y certificados, le puede costar 700 euros y durar toda la vida.

Resto.Seguramente será uno de esos millones de bolsos falsificados o imitados, casi siempre de marcas de postín, que cada año se venden ilegalmente en España. Sólo el año pasado, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se incautaron de 7.168.336 artículos falsificados e imitaciones valorados en 158 millones de euros, muchos de los cuales venían de China ?principal productor de imitaciones y falsificaciones?, Grecia, India o incluso de aquí mismo. El negocio se sostiene porque los españoles se gastan cada año 285 millones de euros en productos falsificados, a lo que hay que sumar otros 480 millones en imitaciones, sobre cuya procedencia ilícita el consumidor tiene una visión más venial.

El 18% de los españoles (uno de cada seis) admite que compra productos falsificados y otro porcentaje idéntico reconoce que adquiere imitaciones de marca de forma voluntaria. Eso supone que, tomando una población de 40 millones de personas, casi 7,3 millones adquiere dichas imitaciones o falsificaciones, al menos de forma esporádica, según un estudio de la Asociación Nacional de Defensa de la Marca (Andema).

Un especialista policial en el mundo de lo falso y en su persecución lo resume fácilmente: “Este negocio se sostiene porque hay demanda. Si la gente compra un cinturón de cuero, y elige uno porque pone Loewe y deja otro porque es de la marca nisupu y vale lo mismo, no dude que siempre habrá alguien que riegue el mercado con falsos Loewes”.

Y es que en el mundo de la piel, de la marroquinería y de los complementos, pero también del textil, el lucir la marca aunque sea falsa influye decisivamente en la compra. Por ello, todos los estudios, tanto de las empresas como los policiales, subrayan la gran cantidad de compradores de clase media alta que se inclina por las imitaciones.

Los expertos de la Sección de Delitos contra la Propiedad de la Comisaría General de Información saben de lo que hablan al explicar cómo el mercado de las imitaciones de marca se mueve en un buen nivel social. Siempre ponen el mismo ejemplo. En una manta callejera, un Vuitton puede salir, efectivamente, por unos 20 euros. Pero también existe un mercado más restringido, con imitaciones de mayor calidad, casi idénticas al original, donde las copias introducen hasta las medidas de seguridad de los originales. “Es como lo del tupperware, se venden de casa en casa, a gente de alto poder adquisitivo”, explica uno de los agentes. El ejemplo: el año pasado fue desmontada una red que vendía por este sistema prendas de piel de calidad en el exclusivo barrio madrileño de La Moraleja.

Sin embargo, la mayoría busca estos productos en mercadillos, legales o ilegales. En junio, la policía intervino en el mercado de A Pedra de Vigo (con licencia municipal) 60.000 productos que llevaban incorporadas las etiquetas de determinadas marcas. De ellos, 23.000 eran artículos de ropa, calzado y bolsos de las marcas Carolina Herrera, Louis Vuitton, Dolce Gabbana, Dockers, Loewe y Armani, entre otros, con un valor estimado de más de once millones.

Mayoría de calzado

La marroquinería, según datos policiales, sigue acumulando el 38% del grueso de las denuncias sobre propiedad industrial. Sin embargo, estos productos sólo representaron el 6,6% de los millones de artículos intervenidos el año pasado, mientras que el 35% correspondió a calzado, cómo no, mayoritariamente procedente de China, un país en el que una de las claves de su despegue económico han sido las falsificaciones. Donde más zapatos se incautaron fue en Andalucía y fue el sector del calzado el que más creció en cuanto a número de intervenciones policiales contra fakes (falsificaciones): del 13% de 2005 se ha pasado al 35% del año pasado.

El informe Intervenciones 2006, difundido en julio pasado, destaca que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado realizaron 3.002 intervenciones contra este negocio irregular, detuvieron a 3.629 personas por delitos contra la propiedad industrial e intelectual e incautaron más de 7 millones de unidades falsas y piratas. De este enorme volumen, 4.704.317 unidades eran productos que vulneraban la propiedad industrial. Según el informe policial, entre sus incautaciones había 1,646 millones de pares de zapatos y 310.485 eran artículos de marroquinería.

Las empresas, o algunas de ellas, han emprendido auténticas campañas contra las imitaciones. Algunas marcas, por ejemplo, se han volcado en el mercado chino, donde los imitados ?de Prada a Vuitton? han abierto tiendas. Y otras se baten en los tribunales. El grupo LVHMemprendió una batalla legal contra Google por permitir a usuarios anunciar imitaciones en el buscador. Éste fue condenado a pagar 300.000 euros al grupo. La policía, cuando se le habla de esa cifra, esboza una sonrisa: “Eso es el chocolate del loro. El volumen del negocio de lo falso es casi incalculable. Mire donde quiera: ¿tanta gente puede comprar esos bolsos tan caros?”.
Mujer, ama de casa, madrileña o canaria

Los informes distinguen a dos tipos de compradores de imitaciones y falsificaciones: los voluntarios y los involuntarios. La pregunta es fácil: ¿de verdad hay gente que cree que ese bolso barato de marca buena es verdadero? El caso es que los españoles que más productos full compran a sabiendas de que no es bueno son mayoritariamente mujeres. Normalmente son empleadas no directivas, amas de casa y estudiantes, el 65% de ellas residentes en Madrid o Canarias.

El gasto medio de las mujeres en estos artículos es de 26,68 euros, frente a los 19,68 que pagan los hombres. El gasto crece según la clase social, de forma que quienes pertenecen a la clase alta suelen desembolsar una media de 66,75 euros, mientras el sector social calificado de medio bajo gasta casi 36 euros y el medio alto desembolsa 32, casi cuatro euros menos. Lo curioso es que quienes compran imitaciones no tienen conciencia “de transgresión legal”, que sí cunde entre los compradores de falsificaciones. Y estos últimos, según Andema, aunque saben que no cumplen la ley, optan por lo falso por aparentar mayor estatus. La transgresión queda compensada “por los supuestos beneficios de imagen” que la marca falsificada proporciona.

Decomisa Aduana 27 toneladas de tela ilegal

Elmanana.com.mx
19 de Septiembre de 2007,
Silvia Álvarez.

México.

El 31 de agosto, en la Aduana de Colombia, funcionarios del área de plataforma detectaron información falsa en la documentación para importar 2 mil 433 rollos de telas, cuyo peso total fue por 27 toneladas.

NUEVO LAREDO.- Los controles en las Aduanas de Nuevo Laredo y Colombia generaron el decomiso de 27 toneladas de telas, que es el producto más codiciado para introducirlo al país como contrabando.


Fue el pasado 31 de agosto, en la Aduana de Colombia, cuando funcionarios del área de plataforma detectaron información falsa en la documentación para importar 2 mil 433 rollos de telas, cuyo peso fue por 27 toneladas, detallaron autoridades de la Administración General de Aduanas (AGA).

Dicha cantidad es menor al decomiso registrado el 18 de junio en la plataforma de importación del Puente Internacional III de la Aduana de Nuevo Laredo, que consistió en el decomiso de dos cajas tráiler cargadas con telas cuyo valor en evasión de impuestos rebasa los 500 mil dólares.

Cada caja-tráiler tiene capacidad para 20 toneladas, por lo tanto, la cantidad decomisada en la Aduana de Nuevo Laredo fue por 40 toneladas en telas.

Lograr la introducción o importación ilegal de telas es un atractivo para los contrabandistas porque se ahorran millones de pesos en impuestos fiscales, ya que la Ley Aduanera en México, sólo permite, por cada persona, la importación de telas con valor de mil dólares, además debe comprobarse con documentos y un certificado que el origen de esas telas no es oriental, porque de lo contrario, no podrán importarse.

A través de la Ley Aduanera vigente en México se establecen las cantidades y mercancías (productos o artículos) que están permitidos para su importación, es decir, los que se adquieren en el lado americano para introducirlos a territorio mexicano.

Las telas que son de origen oriental deben pagar cuotas compensatorias (impuestos) de hasta un 501 por ciento ante la Aduana de México; cuando el importador de esas telas no declara que el origen es oriental, entonces se considera como contrabando.

‘¿Cuál es el problema?’ (medidas contra la piratería en Francia)

Reforma.com
20 septiembre 2007,
Mónica Delgado.

Francia.

  • Ingresar piratería a territorio francés implica su decomiso, además de una multa fijada en función del precio de venta del artículo copiado.
El maletín marrón aparentaba ser un lujoso modelo de la marca francesa Louis Vuitton y la turista brasileña que lo portaba orgullosamente nunca se imaginó que le causaría problemas con la aduana del aeropuerto parisino de Orly.


“Su bolso es falso. No es un modelo auténtico de Vuitton, es piratería”, dijo en inglés el agente aduanero que por este motivo retuvo a la brasileña, proveniente de Praga, República Checa, para verificar su equipaje.

“Sí, es una imitación. Lo compré en Grecia, ¿cuál es el problema?”, preguntó la carioca sorprendida por el interés que despertaba su bolso.

“La piratería es un delito. Comprar y poseer un producto pirata es ilegal y la ley lo sanciona”, respondió el funcionario galo antes de precisar que le impondría una multa y le decomisaría el bolso.

“No sabía”, susurró la turista mientras el aduanero le informaba sobre la lucha gala contra la piratería y le indicaba que todo particular detenido con productos piratas es sancionado.

Como esta viajera brasileña, cada año miles de turistas extranjeros enfrentan a su paso por fronteras y aeropuertos franceses la severidad de la legislación.

“Es un comercio ilegal y al igual que sucede con la droga, el que compra o el que vende incurre en un acto ilegal. Una persona que posee un artículo pirata es una persona que incurrió en un delito y la ley exige una sanción”, explicaron agentes aduaneros del aeropuerto parisino.

Para reconocer si los artículos son auténticos o no, los agentes aduanales se basan en la experiencia pero también en la información y los catálogos al día que les proporcionan las marcas de lujo.

Pero en ocasiones las copias son tan buenas que es necesario profundizar la observación o llamar al representante de la marca que mantiene una permanencia en cada aeropuerto internacional para dar asistencia a la aduana.

Las multas se fijan en función del precio de venta del artículo copiado, en la mayoría de los casos se elevan a una o dos veces este precio.

En los casos más graves de productos piratas las multas pueden llegar hasta 300 mil euros (420 mil dólares) y las penas a 3 años de cárcel.

Piratería especial (falta cultura de legalidad)

Eluniversal.com.mx
19 de septiembre de 2007,
María de la Luz González y Silvia Otero.

México.

La falta de una cultura de la legalidad permite que existan delitos socialmente aceptados, afirman especialistas. En esa cadena delictiva, autoridades y ciudadanos participan, unos al aceptar la entrada de mercancía dudosa y otros al comprarla

Rocío es una contadora de clase media. Cuando compra busca cosas de calidad a buen precio, aunque para hacerlo tenga que tomar riesgos que considera aceptables, como cuando compró ropa de marca y una batería de cocina francesa en el mercado San Felipe de Jesús.


“Me dio un poquito de miedo porque tuve que ir de madrugada, con gente que no conocía, llevando el dinero en efectivo; pero compré dos chamarras de marca originales, y mi batería por seis mil pesos. La verdad, vale la pena. En una tienda me habría gastado como 20 mil”, relata.

Rocío no sabe si las chamarras y los utensilios eran robados o llegaron de contrabando al país, pero no cree haber cometido un delito al comprarlos: “pagué por todo, no me lo robé”, justifica.

Como ella, muchos mexicanos, sin importar su condición económica, compran productos de contrabando, robados o “piratas”, sin cuestionar su origen ni comprender el daño que provocan a la industria legalmente establecida, explica Jorge Amigo Castañeda, director del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

“En el IMPI hemos hecho encuestas a diferentes grupos de población de diferentes niveles económicos y es francamente dramático observar que el tema de piratería es un tema socialmente aceptado”, lamenta.

Incluso, agrega, hay grupos de personas de altos ingresos que ven bien, o no ven mal comprar productos “piratas”, “y llegamos al extremo de señoras que nos dicen que como son de una posición económicamente alta, se compran la bolsa ‘pirata’ porque nadie va a pensar que es falsa”.

La “piratería”, el robo y el contrabando representan entre 60 y 70 % de la oferta de productos en la economía informal, y tienen en jaque a doce industrias, de acuerdo con cifras del Instituto para la Protección Privada de la Propiedad Intelectual y el Comercio Legal.

Entre las industrias más afectadas están la cinematográfica, la musical, del vestido, del software, la editorial, del vestido, del calzado y la textil, detallan informes del organismo.

De acuerdo con la American Chambers, que prepara un estudio sobre el origen y las causas de la “piratería”, las pérdidas causadas por este delito a la industria en México durante 2006 fueron de mil 200 millones de dólares. Otros organismos calculan el daño en más de dos mil millones, la realidad es que no hay cifras exactas.

A escala mundial, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reporta que las pérdidas mundiales por comercialización de mercancía pirata son de 200 mil millones de dólares. Pero Jorge Amigo explica que esta cifra es un punto de partida para dimensionar el problema, pues la OCDE sólo identificó los productos que entran por las aduanas.

Manuel Soto Gutiérrez, presidente de la Asociación Mexicana para la Protección de la Propiedad Industrial (AMPPI) e integrante de International Trademark Assocation (INTA), advierte que la piratería y el contrabando, además de dañar a la industria nacional, son el soporte de otras actividades de la delincuencia organizada.

“No me queda ninguna duda, porque son ganancias ilícitas, que sirven para financiar otros delitos como el secuestro, el narcotráfico y el ‘lavado’ de dinero”, asegura en entrevista.

El especialista destaca que si bien en México existen disposiciones legales para combatir estos ilícitos, es necesario hacer reformas para que la persecución sea más eficaz, pues actualmente se requiere de querella, es decir, de una denuncia del o los afectados, y se trata de delitos que deben perseguirse de oficio, por su gravedad e impacto social y económico.

La piratería y el contrabando tienen vínculos estrechos con otras formas de delincuencia organizada, como el secuestro y el narcotráfico,

Un problema de educación

Adquirir la imitación de una bolsa de diseñador —con un valor entre 18 y 20 mil pesos— por un costo de entre dos mil y tres mil pesos, se ha convertido en una práctica común, al igual que comprar artículos apócrifos de “marca””, ya sea calzado o prendas de vestir, pero la gente que consume estos productos, no está consciente de que al hacerlo, comete un delito.

Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, subprocurador de Investigación Especializada en Delitos Federales de la Procuraduría General de la República (PGR), quien tiene a su cargo el combate a la “piratería” y el contrabando en todas sus modalidades, reconoce que este es un fenómeno asociado a la falta de una cultura de la legalidad.

“A la gente le parece muy normal comprar este tipo de objetos, y no saben el daño que están causando, porque finalmente genera desempleo, un impacto económico importante”.

En entrevista, el funcionario indicó que la gente debe tomar conciencia que la venta de estos productos es un delito, y por lo tanto quienes los adquieren entran a la cadena delictiva.

“La gente ve como una oportunidad el poder tener esa misma bolsa, que es una imitación, a un precio más accesible, aunque quien gasta tres mil pesos en una bolsa no deja de tener un gasto importante, pues no es el mismo caso de una gente que compra un disco de diez pesos, y precisamente esta es la parte donde se tiene que generar una cultura de legalidad”.

Muñoz Vázquez consideró que el problema es que “el común denominador de la gente no entiende lo que es un Derecho de Autor, lo que es el derecho de un registro; existe en la sociedad la percepción clara de que falsificar productos es un delito, pero hay que trabajar en el hecho de que la gente cuando compra uno de estos artículos, no tiene la percepción de que esté cometiendo un ilícito”.

Debe aplicarse la ley: IMPI

El subprocurador Muñoz Vázquez, precisa que la mayoría de estas imitaciones de productos de marca, provienen de países asiáticos.

Por ello, se trabaja con las autoridades hacendarias, para impedir la introducción ilegal de este tipo de productos apócrifos a nuestro país, que sobre todo entran por las aduanas de Manzanillo, Colima; Laredo, Tamaulipas y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

También, dijo, se diseñan operativos contra los lugares donde se comercializan estos artículos de “imitación”, como Tepito, en el Distrito Federal, uno de los puntos de mayor venta de piratería, aunque también este fenómeno se presenta en ciudades como Puebla, Monterrey y Guadalajara.

Jorge Amigo explica que esta proliferación, que alcanza también a Colima y Guanajuato, es resultado de la aceptación social de estos delitos, en los que están involucrados todos los sectores sociales.

El problema, afirma, debe atacarse por dos vías, la concientización y la aplicación de la ley.

“Es una mezcla de acciones: se requiere una tarea de concientización, de educación pública, de decir a la población el daño que hace la piratería. Pero necesitamos un marco jurídico fuerte, instituciones que la apliquen de manera efectiva, y si la pena es cárcel, que vayan a la cárcel los delincuentes”, afirma.

La piratería se puede equiparar con un robo: si alguien roba un auto va a prisión, “si roba una marca no pasa nada. Tenemos que tener las dos cosas”, sostiene.

Aseguran más de 2 mil productos apócrifos en aduana de LC

Reportedigital.com.mx
18 de septiembre de 2007,
Redacción.

México.

Lázaro Cárdenas, Mich.-Como resultado del combate permanente que la Procuraduría General de la República mantiene en contra de los delitos que afectan los derechos de autor y la propiedad intelectual, se realizó una inspección ministerial en la Aduana de Lázaro Cárdenas, Michoacán, en donde se aseguraron 2 mil 980 bolsos apócrifos que ostentaban la marca Burberry.

El Agente del Ministerio Público Federal en coordinación con personal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público efectuaron la diligencia el 17 de septiembre pasado, derivada de la denuncia presentada por el apoderado legal de la empresa “Burberry Limited”.

Con estas acciones la Procuraduría General de la República reitera su compromiso de combatir los ilícitos que afectan al comercio legal y establecido y, refrenda su deber de proteger los derechos de autor y la propiedad intelectual.

Formal prisión a 4 presuntos traficantes de pieles exóticas

Correo-gto.com.mx
15 de Septiembre de 2007,
Damián Godoy.

  • Acusados no pueden obtener libertad bajo fianza por orden del juez.

México.

El juez Tercero de Distrito en León ayer dictó auto de formal prisión en contra de las cuatro personas que el jueves pasado fueron capturadas por agentes federales por su presunta implicación en el tráfico de pieles exóticas.

La decisión del juez federal le impide a los inculpados obtener su libertad bajo fianza, por lo que deberán esperar en prisión hasta que concluya el proceso penal que se les sigue por delitos ambientales.


Los cuatro acusados son Paulina Escobar Reséndiz, secretaria de la fábrica de botas Cañada Grande, Mario Alberto y Esteban López Valdéz, hijos del dueño de la empresa que hoy está preso en Estados Unidos, así como su esposa Eva Valdéz Díaz.

Las cuatro personas fueron detenidas el pasado jueves 6 de septiembre durante una operación conjunta entre la Agencia Federal estadounidense para la Protección de la Vida Salvaje y la Pesca (US Fish and Wildlife Service) y la Agencia Federal de Investigación (AFI) de la Procuraduría General de la República (PGR).

Ese día, una decena de elementos de la AFI y de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente realizaron un cateo en la fábrica de botas Cañada Grande, ubicada en la calle Sión de la colonia San Felipe de Jesús, donde lograron asegurar varios rollos de piel exótica así como artículos elaborados con pieles en veda.

El mismo día fue detenido el propietario de Cañada Grande, Esteban López Estrada, quien fue arrestado en Denver, Colorado, por presuntos delitos contra la vida salvaje, delitos ambientales, delitos de conspiración, lavado de dinero y otros.

Con él fueron capturados María de los Ángeles Cruz Pacheco, Octavio Anguiano Muñoz y Martín Villegas Terrones, quien fue jefe de producción de la quebrada empresa “Botas Fox”, propiedad del ex presidente Vicente Fox Quesada.

El miércoles de esta semana, seis días después del primer cateo en la fábrica de botas Cañada Grande, agentes federales realizaron otro decomiso pero ahora en la vivienda Esteban López Estrada, donde lograron asegurar botas, zapatos y cintos confeccionados con piel de tortuga marina, especie en peligro de extinción.

Al día siguiente la PGR informó que el operativo dio como resultado el aseguramiento de 55 pares de zapatos y 153 cinturones elaborados con piel de caguama, 10 pieles de venado y dos de cabra, una cabeza de venado y un rifle calibre 22.

Hasta el momento las autoridades no han establecido si los cuatro detenidos en León serán sujetos a proceso de extradición con fines de que sean juzgados en Estados Unidos por delitos ambientales, ya que la US Fish and Wildlife Service inició una operación encubierta desde hace tres años y considera que hay motivos para imputar los delitos de conspiración en contra de los acusados.

SE BUSCA

Las autoridades mexicanas todavía buscan a Miguel Vázquez Pimentel quien es señalado como uno de los principales distribuidores de pieles exóticas de animales vedados en esta región. Esta persona es buscada por las autoridades de ambos países. Según fuentes de la PGR, Miguel Vázquez Pimentel podría enfrentar otros cargos en Estados Unidos como lavado de dinero y contrabando de pieles de animales en peligro de extinción.

Falsificación de ropa y calzado mueve $90 millones anuales

Nacion.com
17 de septiembre de 2007,
Hassel Fallas.

  • Falsificación de ropa y calzado mueve $90 millones anuales
  • Empresarios afirman que ley hace poco para proteger propiedad intelectual
  • En Limón y San José es donde se han detectado más casos de piratería

Costa Rica.

La falsificación de ropa y zapatos, principalmente de marcas famosas, es un negocio que mueve $ 90 millones al año.


Ese comercio es competencia desleal para las empresas importadoras, daña la imagen de las marcas y afecta al consumidor que compra un producto barato, pero de baja calidad.

Además, por ese monto el Estado no percibe impuestos, y por tratarse de una industria ilegal, quienes trabajan en el ensamblaje de las mercancías difícilmente pagan cuotas al Seguro Social.

En el negocio global, el calzado y la vestimenta representan el 45% de las ganancias para una industria pirata que en total percibe $200 millones anuales.

La lista de otros productos falsificados es amplia, abarca desde perfumes, licores y juguetes hasta música y películas en DVD.

Las cifras se basan en un estudio de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (Amcham) realizado en noviembre de 2006 .

Los datos de la Amcham son una aproximación a la falsificación de bienes que ocurre solo en la Gran Área Metropolitana.

Entre tanto, empresarios consultados afirman sentirse vulnerables pues sienten que la ley hace poco para castigar los delitos contra la propiedad intelectual.

Durante el 2006 y hasta la fecha, se han presentado 39 denuncias ante la Fiscalía de Delitos Varios por esta causa.

“Las denuncias no prosperan porque se le da prioridad a otros temas”, dijo María Aminta Quirce, directora de la Cámara Textil.

Este diario comprobó que las copias de marca de ropa y zapatos no se expenden a vista y paciencia en plena calle, pero en ciertas tiendas capitalinas y centros comerciales se tolera su venta.

Apetecidas Joel Vargas, gerente de ventas de Grupo AVA afirma que clones de Nike y Puma, marcas que distribuyen, son vendidas sin reparo en San José y Limón, provincias donde ha detectado más piratería.

Vargas precisó que mientras un importador vende a una tienda una camiseta Nike en ¢ 11.000, un falsificador la da en ¢ 4.000 e invierte en su confección ¢ 1.000.

Se estima que el 60% de la ropa de estas franquicias es falsa, lo que implica que Grupo AVA deja de percibir al año cerca de $ 400 mil.

Vargas dijo que es común que las copias entren por Panamá.

“A estas personas uno les pide el Titanic y son capaces de traérselo”, comentó.

Otra de las compañías afectadas es Cimer, autorizada para confeccionar Levi’s y Dockers.

Marjorie Colocho, gerente de mercadeo de Cimer indicó que las falsificaciones alcanzan el 10% de su producción anual en la planta ubicada en Cartago.

Una copia de un jeans Levi´s tiene un costo de entre ¢ 3.000 y ¢ 5.000. Un original oscila entre ¢ 25.000 y ¢40.000.

“Económicamente, no nos hacen mella pero sí afectan nuestra imagen”, dijo Colocho.

Precisamente, ese es uno de los puntos que más alarma a Quirce,

“Este es un negocio que va de lo burdo a lo sofisticado; se roba la imagen y la publicidad de una marca para beneficiarse ”, apunto.

Para contrarrestar la piratería los empresarios han optado por colocar calcomanías solo a aquellos negocios dispuestos a ofrecer productos originales.

“A los dueños de establecimientos yo les digo: analicen si les conviene más vender las falsificaciones o el original”, dijo Vargas.

Por otra parte, los fabricantes locales de ropa y zapatos también se ven afectados.

“Para un productor de jeans, que no apunta al mercado de Levi’s, la piratería también afecta. Es probable que su público opte por un pantalón falso y no compre el suyo”, apuntó Quirce.

Otras compañías locales como las de carteras y bolsos enfrentan el mismo dilema.

En el país se puede conseguir una copia de un bolso de Louis Vuitton en $100 aunque uno de cuero original de marca costarricense sea más accesible.

Según datos de la Amcham el 70% de los costarricenses acepta haber comprado mercancías falsas alguna vez.

La Policía (española) lanza una campaña contra la piratería

Elperiodicodearagon.com
16 de septiembre de 2007.

La Policía y la Guardia Civil llevan a cabo una intensa campaña para acabar con las redes que viven de piratear música y películas o de vender prendas de vestir falsificadas que imitan a prestigiosas marcas. Fruto de esta iniciativa, el pasado año se llevaron a cabo un total de 125 intervenciones, de las que 80 fueron por delitos contra la propiedad intelectual y más de 40 por delitos contra la propiedad industrial, según datos aportados por la Cámara de Comercio e Industria de Zaragoza.

Tradicionalmente, la ropa, el calzado y la electrónica son los productos más afectados por la fiebre falsificadora, pero últimamente se ha detectado un incremento de las imitaciones de embellecedores de automóviles. La piratería también se ceba en discos en formato CD y DVD. Las acciones policiales no se limitan a perseguir a los vendedores de top manta que montan sus precarios puestos de venta en las calles más populosas, como el paseo de Independencia y Las Damas, en Zaragoza, sino que también localizan y precintan laboratorios donde se llevan a cabo copias fraudulentas, generalmente regentados por ciudadanos de origen oriental.


Las mercancías pirateadas que se incautaron en toda España representaron el año pasado 158,5 millones de euros, mientras que en Aragón se llevaron a cabo el 4,2% de las acciones de represión contra esta forma ilegal de distribución comercial. No obstante, el mercado pirata supone en España anualmente en torno a 285 millones de euros.

Pero la actividad policial no se centra exclusivamente en el control de los vendedores callejeros y la venta a domicilio. Cada vez cobran más importancia los registros en las aduanas y en los almacenes donde se acumulan las mercancías antes de su venta.

Frente a la imagen que identifica al pirateo industrial e intelectual con la imagen y el sonido, cabe destacar que cada vez se extiende más a otros artículos, como las figuras religiosas, el material deportivo, las baterías de cocina y los juguetes. Estos últimos experimentaron un fuerte aumento en el 2006, hasta representar el 22,6% del total del valor de las incautaciones. Con todo, las incautaciones del sector audiovisual supusieron el pasado año más del 83% del total.

La piratería se caracteriza por ofrecer unos precios muy inferiores a los habituales en el comercio. Con todo, salvo pocas excepciones, las imitaciones son de pésima calidad y están hechas con malos materiales, por lo que su duración y prestaciones son decepcionantes.

Sin embargo, como es el caso de los vídeos y las grabaciones musicales, su rápido crecimiento está poniendo en peligro la industria cinematográfica y la que gira en torno a los cantantes de moda. Cada vez pasa menos tiempo entre la aparición del original y la de su copia.

Un estudio de las cámaras de comercio españolas ha puesto de relieve que el 18% de los consumidores admite comprar productos falsificados de forma voluntaria. Por sexo el informe muestra un aumento claro de la contribución de las mujeres al consumo de las falsificaciones, ya que representan el 62% de los compradores. Por edades, el grupo más proclive a este tipo de adquisiciones es el comprendido entre los 25 y los 34 años. En cuanto a la ocupación, destacan las amas de casa y los empleados sin puestos de dirección, con un 23% y un 43%, respectivamente. Les siguen los estudiantes, con un 19%.

La piratería, el lado oscuro del comercio

Elpais.com
16 de septiembre de 2007.

España.

  • Imitaciones y falsificaciones mueven más de 1.000 millones de euros al año en España.

Confección y calzado de moda y de primeras marcas, artículos de lujo, cosméticos, móviles, películas, discos. Todo a precio de saldo y todo falso. Es la piratería del siglo XXI. Una actividad que se multiplica con la globalización y un fraude de difícil cuantificación que en España se estima mueve más de 1.000 millones en importaciones y en la que los españoles reconocen que gastan 285 millones anuales.

El comercio de las falsificaciones y la imitación es un negocio creciente y productivo que cada año asola con más fuerza los mercados del mundo occidental, deteriora la imagen y la cuenta de resultados de las empresas, multiplica las bolsas de fraude fiscal en las haciendas públicas y, en muchas ocasiones, atenta contra la seguridad y la salud física de los ciudadanos.


Los datos oficiales de la Comisión Europea sobre la lucha antipiratería en los países de la UE elevan a 250 millones el número de incautaciones realizadas por las policías de los estados miembros durante el año 2006, cifra que supone un espectacular crecimiento del 330% con respecto a las 75 millones de sólo un año antes.

En España, un 18% de los consumidores reconoce que compra productos falsificados de forma voluntaria, mientras que el informe sobre “Intervenciones 2006″ que elaboran la Oficina Española de Patentes y Marcas y las Cámaras de Comercio en colaboración con los ministerios de Interior y de Cultura recoge un total de 3.002 intervenciones realizadas por la policía en el último año. Actuaciones que generaron 3.629 detenciones de personas por delitos contra la propiedad industrial e intelectual y por las que se incautaron más de siete millones de unidades de productos falsos y piratas.

El valor total de las mercancías incautadas asciende a 158,52 millones de euros, de los que el 70% corresponde a productos industriales y el 30% restante a mercancías relacionadas con la propiedad intelectual (discos compactos y películas en DVD, mayoritariamente). Sin embargo, los resultados de las incautaciones son sólo la “punta de un iceberg” de mucho mayores dimensiones.

Como explica Soledad Rodríguez, directora general de la Asociación Nacional para la Defensa de la Marca, “nos movemos en un escenario de economía sumergida donde no vemos más que una pequeña parte de todo lo que hay, y en un mundo de los intangibles donde no es sólo el precio de la mercancía lo que hay que valorar, sino también lo que las empresas productoras han dejado de vender y el daño producido en la imagen de las marcas”, todas ellas de calidad y de prestigio contrastados.

Por esta razón, las cifras que se manejan son “casi tan engañosas” como las mercancías a las que se refieren. Los datos del “Informe 2006″ recogen únicamente las intervenciones realizadas por la Guardia Civil y la Policía Nacional, pero no incluyen las realizadas por las policías locales y autonómicas, las ventas por Internet, las descargas ilegales de música, vídeos y películas o el contrabando de tabaco. Esta última modalidad mueve, con datos estimativos de la Guardia Civil, más de 25 millones de euros que también se escapan al control de Hacienda.
Cuentos chinos

Rodríguez apunta a este respecto que sólo en Madrid se incautaron 1.168.040 unidades de mercancías falsificadas, de las cuales 370.00 se realizaron en mercadillos y el resto en almacenes, domicilios y comercios. Teniendo en cuenta estas intervenciones de la policía local, el comercio electrónico y las mercancías que no han sido detectadas, los técnicos del Consejo Superior de Cámaras y de la Administración del Estado estiman que el valor real de las importaciones de productos piratas y falsificaciones supera ya los mil millones de euros anuales.

Respecto al origen de las mercancías falsificadas, los informes de la Comisión Europea y de las organizaciones españolas no tienen duda en señalar al gran culpable. China es el mercado del que proceden el 80% de las copias y falsificaciones que entra en la UE y en España. El resto se reparte mayoritariamente entre otros países de la zona del sureste asiático, destacando la llamada de atención que hace la Comisión Europea respecto al incremento de las llegadas al territorio UE de medicinas falsificadas procedentes de los Emiratos Árabes Unidos y la propia China.

El “Informe 2006″ detalla también la relación de sectores más castigados por las copias y falsificaciones. Un ranking que sigue liderando el textil y la confección entre los productos industriales con un 46,6% del total de las mercancías incautadas en 2006, seguido del calzado con un 35%; aunque los responsables del estudio destacan el crecimiento que experimentan otros sectores como el juguete, los productos electrónicos y de telefonía móvil y los accesorios de automóvil. Así, el valor de las importaciones de juguetes ha pasado de representar el 1% del total en 2005 al 22,6% en 2006.

En el capítulo de la propiedad intelectual destaca el número de intervenciones realizadas en el sector audiovisual, con un 83,5%, mientras que el fonográfico se reduce al 14,5%, sectores ambos que acaparan casi la totalidad de las incautaciones y también de las copias y falsificaciones importadas.

Como canal preferente de distribución, los piratas siguen utilizando de forma preferente la venta ambulante ilegal y la venta a domicilio (este canal se utiliza fundamentalmente en la distribución de mercancías incluidas dentro de la propiedad intelectual).
El juego de las aduanas

Fieles a la tradición, las aduanas españolas se han convertido, un año más, en protagonistas del verano, a su pesar, y no sólo por la masiva entrada de artículos piratas y de falsificaciones, sino también por la irrupción de productos adulterados y perjudiciales para la salud en comercios y bazares. El primer aviso lo dio a principios de julio el Ministerio de Sanidad y Consumo al alertar sobre la presencia de dietilenglicol (un disolvente industrial no apto para consumo utilizado como sustituto de la glicerina) en varios dentífricos.

Y cuando aún no se habían apagado los ecos del escándalo, la estadounidense Mattel retiraba en España más de medio millón de juguetes, fabricados en China, por razones de seguridad. Unos por llevar plomo en la pintura y otros por contener imanes de gran potencia fácilmente desprendibles.

De dar crédito a los datos que manejan los técnicos del Ministerio que dirige Pedro Solbes, -y no hay razón para no hacerlo- sólo un 2,2% de la importación de juguetes de terceros países se sometió a control físico en las aduanas en los siete primeros meses de 2007. Una cifra exigua que, además, incumple la normativa comunitaria que dispone el control obligatorio del 5% de las mercancías para su admisión. Cifras de Hacienda precisan que hasta julio llegaron a España 42.234 partidas de juguetes extracomunitarios y que de ellas sólo un millar fueron controladas para comprobar su legalidad y que no constituían peligro alguno para el consumidor.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.